A los amantes de los animales, y más concretamente a los propietarios de mascotas, siempre les da tranquilidad poder contar con un centro veterinario en Godelleta al que acudir para proporcionar a su mascota los cuidados necesarios para que ésta esté sana y feliz.

En este blog vamos a centrar nuestra atención en dos problemas a los que se enfrentan los dueños de perros con la llegada del calor: las garrapatas y la Leishmaniosis. 

La garrapata es un parásito que se adhiere a la piel del perro para alimentarse de su sangre y así poder reproducirse. 

Aunque el perro no sienta la picadura de la garrapata, su presencia puede traerle una serie de problemas. Las garrrapatas no solo pueden debilitar al animal a causa de la sangre que chupan sino también puede llegar a producirle anemia y transmitirle una serie de enfermedades, como la ehrlichiosis, la piroplasmosis y la enfermedad de Lyme.

Para combatir a este parásito contamos con diferentes métodos como son los collares antiparasitarios, aerosoles o pipetas de aplicación subcutánea.

Otro parásito, el flebotomo, es el causante de la Leishmaniosis canina. Sus síntomas iniciales suelen ser pérdida de pelo y peso del animal.

La única protección que podemos ofrecerle al animal es la aplicación de repelentes o el suministro de una vacuna. En todo caso, debido a la gravedad de la enfermedad, desde la detección de los primeros síntomas y en caso de duda debemos acudir a un centro veterinario Godelleta para realizarle al perro un análisis de sangre que permitirá confirmar el diagnóstico.

Si tienes perro y te preocupa su salud, no dudes en acudir a la Clinica Veterinaria Godelletadonde sus profesionales te asesorarán sobre el mejor tratamiento para la afección de tu perro.